Filosofía

En Lilart entendemos la floristería como un arte, donde la creatividad y la sensibilidad van de la mano con las diferentes flores y materiales que utilizamos. Intentamos transformar las necesidades, emociones y deseos de los clientes en ramos u objetos florales  con el objetivo de emocionar a quien a los recibe.

El nuestro es un trabajo artesano, hecho a mano y a medida: para nosotros cada encargo es diferente y personalizado. Nos gusta conocer la persona y el entorno donde irá nuestro trabajo floral para que se adapte mejor a cada ocasión. Por tanto, nuestras creaciones se convierten en únicas e irrepetibles.

Nos gusta, siempre que sea posible, trabajar con productos naturales, de proximidad y artesanos. Trabajamos con flor fresca, seca y preservada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies